Afrontar los cambios y desafíos emocionales en la jubilación

La jubilación marca un importante hito en la vida de las personas ya que representa el fin de una etapa laboral activa y el comienzo de una nueva fase muy esperada tras muchos años de dedicación al trabajo y que conlleva la llegada de oportunidades y también desafíos emocionales.

En este artículo, exploraremos algunos de los desafíos emocionales que pueden surgir tras la jubilación y cómo los adultos mayores pueden adaptarse y encontrar nuevas formas de desarrollarse en esta etapa de la vida.

El reajuste emocional en la jubilación

La jubilación marca una transición significativa en la vida de una persona. Después de años de trabajo y una rutina establecida, enfrentar el retiro puede generar emociones diversas, desde la felicidad y la satisfacción hasta la incertidumbre y el miedo. En esta etapa, es fundamental comprender que es normal experimentar una variedad de sentimientos, en algunos casos contradictorios, y que el proceso de adaptación lleva un tiempo. En algunos casos es necesario recurrir a la ayuda de un profesional de la psicología para que pueda guiar a las personas a través de este reajuste emocional, ofreciendo apoyo y estrategias para afrontar los cambios de manera saludable.

La importancia de encontrar un nuevo propósito

Uno de los mayores desafíos emocionales en la jubilación es encontrar un nuevo sentido de propósito. Durante su vida laboral, gran parte de la identidad y el propósito de una persona se vinculan al trabajo que realizaban. De hecho, la mayoría de las personas solo se plantean su vida en torno a su profesión y no piensan en cómo quieren que sea su vida después de terminar la etapa laboral. Al jubilarse, es fundamental ayudar a los adultos mayores a redescubrir sus pasiones, intereses y valores personales. Desde Memoriae fomentamos la exploración de actividades significativas y gratificantes que brindan un propósito renovado, como el aprendizaje de nuevas habilidades o la realización de ciertas actividades que por falta de tiempo nunca llegaron a hacer como a apuntarse a clases de cocina, teatro o club de lectura. También es un buen momento para realizar ejercicio físico adaptado a las necesidades de cada persona para iniciar un envejecimiento activo y afrontar esta etapa con la mayor calidad de vida posible.

Afrontando la soledad y el cambio en las relaciones sociales

La jubilación también puede traer consigo cambios en las relaciones sociales y una posible sensación de soledad. Los compañeros de trabajo con quienes se compartía gran parte del tiempo pueden desaparecer de la vida diaria, lo que puede generar una sensación de aislamiento. Además, es posible que la persona empiece a estar más en casa y reduzca sus salidas a la calle. Es importante transmitir estos sentimientos de soledad cuando se detecten para trabajar en ello con estrategias para fomentar nuevas conexiones sociales. Puede sugerir actividades grupales, clubes, centros comunitarios y otras oportunidades para interactuar con personas que compartan intereses similares. También es importante para evitar que la persona mayor desarrolle una depresión.

Aprendiendo a disfrutar del tiempo libre

La jubilación ofrece más tiempo libre, lo cual puede ser algo muy deseado para muchas personas, pero puede generar ansiedad para algunas personas mayores. Algunos pueden sentirse abrumados por la falta de estructura en sus días y pueden experimentar dificultades para adaptarse a este cambio. En este sentido, es fundamental ayudar a los adultos mayores a establecer rutinas flexibles que les den un equilibrio entre el tiempo ocioso y la actividad. Además, la jubilación es un buen momento para fomentar la práctica del autocuidado y la exploración de nuevos hobbies y actividades placenteras que les permitan disfrutar de su tiempo libre de manera significativa.

Manejando el miedo a envejecer y afrontar la pérdida

La jubilación también puede avivar o que se desarrollen temores relacionados con el proceso de envejecimiento y la posibilidad de enfrentar situaciones de pérdida, ya sea de capacidades físicas, amistades o seres queridos. Ante esta situación, lo más recomendable es acudir a un psicólogo que pueda ofrecer apoyo emocional, trabajar en el fortalecimiento de la resiliencia y enseñar técnicas para gestionar la ansiedad relacionada con el envejecimiento. Además, puede fomentar la importancia de mantener una actitud positiva frente a los desafíos y destacar la capacidad de las personas mayores para enfrentar y superar las dificultades.

Beneficios de acudir al psicólogo tras la jubilación

Acudir al psicólogo tras la jubilación puede brindar una serie de beneficios significativos para las personas mayores que están enfrentando esta etapa de transición en la vida. Aquí se presentan algunos de los beneficios que pueden obtener al buscar apoyo profesional:

  • Afrontar los desafíos emocionales.
  • Adaptación positiva a la nueva etapa.
  • Explorar nuevas oportunidades.
  • Mantener la salud mental y emocional.
  • Fortalecer las conexiones sociales.
  • Promover un envejecimiento saludable.

En Memoriae somos especialistas en psicología para adultos mayores. Si quieres más información o necesitas ayuda tras la jubilación, puedes contactar ahora. Estaré encantada de poder atenderte. 

Resumen
Afrontar los cambios y desafíos emocionales en la jubilación
Nombre del artículo
Afrontar los cambios y desafíos emocionales en la jubilación
Descripción
En este artículo te contamos cuáles son los desafíos emocionales a los que se suelen enfrentar las personas durante la jubilación. Además, os damos consejos para afrontar este gran cambio de forma sana y tranquila.
Autor
Publisher Name
Memoriae
Publisher Logo

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Popup

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Close Popup
Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Cookies técnicas
Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Guardar
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos.

Responsable: ANA MARÍA IGLESIAS TIRADO
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a contacto@psicologodemayores.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.